Microsoft pide ayuda para que los usuarios dejen Windows XP

Parece que Microsoft anda un poco nervioso debido a que los usuarios son reacios a dejar Windows XP. Por ello este fin de semana pidieron ayuda en su blog a aquellos usuarios más avanzados que ya funcionan con otras versiones más modernas, para ayudar a sus familiares y amigos a actualizarse.

Microsoft ha escrito un post en su blog con el fin de que los usuarios más avanzados ayuden a aquellos que no lo son tanto a dejar atrás Windows XP y utilizar otras versiones más modernas del sistema operativo de los de Redmond. “Dentro de poco llegará el fin del soporte para Windows XP y necesitamos su ayuda para hacer correr la voz y garantizar que las personas estén a salvo y seguros con sus PCs actualizados. Como lector de este blog, es poco probable que ejecute Windows XP en su PC. Sin embargo, es posible que conozca a alguien que lo tenga, e incluso le haya servido como su soporte técnico alguna vez”.

De esta manera empieza Microsoft su alegato para que los usuarios más avanzados convenzan a sus amigos para que se pasen a Windows 8.1. De hecho, hasta incluyen un enlace de ayuda, para que estos expliquen a sus amigos y familiares el porqué es mejor actualizarse y cómo hacerlo.

Windows XP ya tiene 13 años

Lo tienen complicado

Cómo ya os comentamos la semana pasada Windows XP no solo no pierde usuarios sino que la cuota de mercado creció en enero. Obviamente esto no significa que cada vez más gente use un sistema operativo que tiene 13 años, pero sí que deja entrever un cierto rechazo hacia versiones más modernas de Windows.

Por ello Microsoft hace estas campañas, donde explica paso a paso lo sencillo que es pasarse a Windows 8.1 y las ventajas de hacerlo. Y para quien no quiera actualizarlo de esta manera, anima a esos usuarios a modernizarse y comprarse ordenadores nuevos.

Seguramente tendremos que esperar para ver si esta campaña produce el efecto deseado, pero no tiene pinta. La gente se actualiza cuando ve que otras versiones superan en mucho el rendimiento de su sistema operativo, y parece que esta percepción todavía no ha llegado a la mayoría de usuarios.