La NSA busca construir ordenadores cuánticos

La NSA busca construir ordenadores cuánticos

Luis Torroba

La Agencia de seguridad norteamericana está intentando construir ordenadores cuánticos que pudieran descifrar la mayoría de códigos secretos. El ex contratista de la NSA Edward Snowden ha revelado la existencia de un proyecto llamado «Penetrating Hard Targets” que cuesta 79,7 millones de dólares y que supuestamente está trabajando en la construcción de este tipo de ordenador.

El Washington Post  ha sacado a la luz unos documentos facilitados por Edward Snowden donde se habla de la investigación y desarrollo de un proyecto para construir ordenadores cuánticos. En esos documentos se dice que la NSA estaría desarrollándolo en el laboratorio de Ciencias Físicas de la Universidad de Maryland, pero tampoco se sabe mucho más. Ni siquiera en qué punto del proyecto se encuentran.

Explicándolo de una manera muy general, la computación cuántica permite que los bits individuales, llamados qubits,  contengan valores superpuestos de ceros y unos. Es decir,  en la computación digital, un bit solo puede tomar dos valores: 0 ó 1. En cambio, en la computación cuántica, intervienen las leyes de la mecánica cuántica, y la partícula puede estar en superposición coherente: puede ser 0, 1 y puede ser 0 y 1 a la vez.

Computación cuántica

Posibilidades infinitas

Nadie duda de que estos ordenadores son el futuro de la tecnología, pero de momento son muy primitivos. Por ello en todo el mundo se está intentando desarrollarlos lo más rápidamente posible, y Edward Snowden ha demostrado que la NSA también. De acuerdo con los documentos se insta a los investigadores a “llevar a cabo la investigación básica en física cuántica y en estudios de arquitectura e ingeniería para determinar si se podría construir, y cómo se haría, una computadora cuántica criptográficamente útil”.

La posesión de estos ordenadores cuánticos por parte de una agencia como la NSA supondría la posibilidad de que el servicio de espionaje norteamericano pudiera descifrar prácticamente todos los códigos secretos del mundo, lo que la convertiría en la institución más poderosa del mundo.

Fuente: The Verge.