Microsoft seguirá vendiendo Windows 7 durante más tiempo del previsto

En Redmond siguen confiando en Windows 7. De hecho, los últimos movimientos de la compañía apuntan a que seguirán vendiendo tanto licencias de Windows 7 al por menor, como ordenadores con el penúltimo sistema operativo de Microsoft preinstalado. Es posible que crean que Windows 8 todavía no está preparado para dejarlo solo en la lucha.

Esta misma semana, los informes de Microsoft apuntaban a que ya se había dejado de vender Windows 7 al por menor el 30 de octubre de este mismo año y que el año que viene, también el 30 de octubre, se dejarían de vender ordenadores que vinieran con este sistema operativo preinstalado. Como veis en la imagen, Microsoft ya había dejado claro que el fin de Windows 7 estaba muy cerca.

 Windows 7

Pero en las últimas horas se han echado para atrás. Ahora mismo Microsoft ha colgado en su web otra tabla prácticamente igual donde la única diferencia es la fecha del fin de la venta de Windows 7 al por menor y de los ordenadores. En este momento, en Redmond no ponen día para el fin comercial de Windows 7.

 Windows 7

¿Cuál es el motivo?

Microsoft todavía no ha dicho nada al respecto. De hecho, en ambas páginas, la versión de la caché y la actual, se pone como fecha de actualización el 30 de octubre de 2013. Es decir, en Redmond han hecho el cambio en silencio, intentando que nadie se enterara de la nueva forma de pensar de Microsoft con respecto a Windows 7.

Una de las causas que podrían haber hecho cambiar de parecer a Microsoft es la seguridad de que muchas empresas que quieran renovar su sistema operativo, y que compren al por menor, no querrán tener que realizar un cambio tan drástico en sus ordenadores. Muchos piensan que el paso de Windows XP a Windows 7, evitaría muchos dolores de cabeza a muchas empresas.

La otra causa, que va unida a la primera, es la falta de popularidad de Windows 8 en muchos usuarios clásicos. De hecho, Microsoft, con este movimiento, da la razón a aquellos que piensan que el cambio no ha sido una buena estrategia, considerando que Windows 8 todavía no está lo suficiente maduro como para ser la única punta de lanza de la compañía.

Fuente: Neowin.