Microsoft se protege ante la NSA

Microsoft se protege ante la NSA

Luis Torroba

En Redmond parece que no ha hecho mucha gracia las informaciones que están saliendo en los últimos meses acerca del espionaje masivo  que ha hecho la NSA (la Agencia de Seguridad Nacional, por sus siglas en inglés) a millones de usuarios en todo el mundo. Por ello están trabajando en un nuevo cifrado que impida a la agencia estatal coger datos sin su consentimiento.

Después de que Edward Snowden, un ex trabajador de la NSA, sacara a la luz varios documentos que demostraban que la agencia estadounidense espiaba a los usuarios a través de empresas como Yahoo y Google y que otros informes aseguraran que también Microsoft Hotmail y Windows Live Messenger estaban en el punto de mira de la NSA, los de Redmond han decidido hacer algo.

Según The Washington Post, en Microsoft están pensando diferentes formas de cifrado para protegerse del espionaje que podrían seguir sufriendo. «Estamos enfocados en las mejoras de ingeniería que fortalecerán aún más la seguridad, incluyendo el fortalecimiento de la seguridad contra el espionaje de los gobiernos”, ha dicho Brian Smith, consejero general de Microsoft.

Microsoft

La NSA lo sigue negando

Ya a principios de este año la propia Microsoft y Facebook, se unieron para solicitar al Gobierno que fuera más transparente a la hora de solicitar datos del usuario, lo que puede confirmar la preocupación que tienen, sobre todo por la mala prensa que esto puede generar, y genera, y la fuga de usuarios en la búsqueda de compañías, no tan fuertes, pero quizá más seguras.

Por ello Google ya comenzó la implantación de diferentes herramientas de cifrado, aunque a lo mejor todo esto no sirva más que para hacer creer a la gente que de verdad pueden poner puertas a los servicios secretos. Personalmente no pienso que sea un inconveniente para la NSA estas nuevas herramientas, ya que si lo desean, supongo que tendrán medios para seguir espiando.

Eso sí, de momento la NSA sigue negando que estén interesados en datos de usuarios norteamericanos. «El enfoque de la NSA está en la orientado a las comunicaciones de los objetivos de inteligencia extranjeros válidos, no en la recogida y explotación de una clase de comunicaciones o servicios que barren las comunicaciones de buena fe que no sean de interés para la inteligencia exterior del gobierno de los EE.UU”, han dicho en un comunicado.

Fuente: The Verge.