Los Windows 8.1 no activados bloquean algunas funciones

Los Windows 8.1 no activados bloquean algunas funciones

Rubén Velasco

Windows 8.1 ya está entre nosotros desde la semana pasada. A lo largo del fin de semana se han descargado muchas copias de la actualización del sistema operativo de Microsoft con la que pretende recuperar la confianza de los usuarios. Con la llegada de esta nueva actualización, Microsoft quiere asegurarse que únicamente sea utilizada por usuarios legítimos, por lo que ha implantado una serie de limitaciones a todos aquellos que no tengan activado su sistema.

Entre otras funciones, las copias no activadas de Windows 8.1 bloquean el cambio de fondo de escritorio, por lo que los usuarios no podrán modificar esta característica de Windows. También impide que los usuarios cambien la paleta de colores tanto del escritorio como de la interfaz Modern UI.

También añade una marca de agua en el escritorio donde se indica que se debe activar el escritorio para seguir utilizándolo. Microsoft nos facilita un acceso para poder hacer esto de forma rápida y sencilla.

Aunque los temas de personalización de un sistema son importantes para los usuarios, no impiden el uso normal del sistema, pero Microsoft también ha añadido un elemento intrusivo en su nuevo Windows 8.1 que hace que aparezca una ventana a pantalla completa desde la que activar Windows cada pocas horas. Este hecho ya es bastante más molesto que el no poder cambiar de fondo o de colores.

Historia_Windows_MSWindows_8.1

Con esto, Microsoft quiere que los usuarios se animen a utilizar versiones legítimas de Windows aunque también va a generar el descontento de aquellos que no lo utilizan legalmente o que simplemente están probando el sistema antes de decidirse por comprar una licencia de él. Sea como sea, Microsoft pretende aumentar las bajas ventas que está teniendo su sistema operativo y, con ello, recuperar la confianza de sus usuarios.

En el siguiente artículo os explicamos varias formas de obtener Windows 8.1 más barato.

¿Has probado ya Windows 8.1? ¿Qué te parece este nuevo sistema operativo de Microsoft?