El lanzamiento de Windows 8.1 genera discusiones internas en Microsoft

Windows 8.1 es la versión más esperada del nuevo sistema operativo de Microsoft. Con esta versión Microsoft pretende acercarse más al usuario solventando las principales críticas que se han generado respecto al sistema operativo. Windows 8.1 incluye, entre otros elementos, un botón de inicio, mejoras de seguridad, estabilidad y rendimiento y una mayor personalización por parte de los usuarios.

Aunque el lanzamiento de Windows 8.1 estaba previsto para el día 18 de octubre, por lo general, los suscriptores de la plataforma TechNet y MDSN siempre han tenido acceso antes de tiempo a ellas. En esta ocasión, parte de los directivos de Microsoft decidieron no ceder a los suscriptores dicho beneficio teniendo que esperar hasta el lanzamiento oficial para ponerlo a disposición de todo el mundo a la vez.

La decisión anterior generó los enfados y las críticas de los suscriptores anteriores que cargaron contra Microsoft. El pasado día 10 de septiembre, sin previo aviso, los usuarios de TechNet y MDSN pudieron acceder a las descargas de la nueva actualización del sistema operativo, por lo que Microsoft puso por delante las peticiones de los usuarios antes que las de la empresa. El problema es que esta acción ha generado bastantes disputas dentro de las propias oficinas de Microsoft.

Windows_8.1_rtm_foto

La idea inicial de Microsoft era enviar a los fabricantes las correspondientes versiones RTM para que fueran adaptando los equipos a la nueva actualización para, finalmente, ofrecerla en la fecha prevista a los usuarios. La decisión de no facilitar el acceso de los suscriptores a ellas tenía 2 razones: la primera de ellas evitar que se filtrara por la red por parte de cualquier suscriptor que la compartiera. La segunda de ellas se basaba en que, aunque la versión RTM estuviera preparada, Microsoft quería seguir trabajando en ella con el fin de corregir posibles errores existentes para ofrecer al usuario la versión lo más estable posible.

Pese a las discrepancias entre los directivos, la versión oficial de Windows 8.1 ya ha sido descargada e instalada en más de 2 millones de equipos en menos de 3 días, unas cifras de las que Microsoft puede estar contento ya que, por el momento, no hay demasiadas críticas hacia esta nueva versión, salvo la falta del menú inicio tan aclamado por casi todos los usuarios.

¿Has instalado ya la actualización Windows 8.1? ¿Qué opinas sobre ella?