Windows Phone quiere igualar a Android

Windows Phone quiere igualar a Android

Luis Torroba

Los de Redmond no se quieren quedar atrás en el mundo de los terminales móviles. Si Windows Phone ya tiene suficiente potencial en cuanto a software con su buen sistema operativo, todavía le falta un poco para llegar al nivel de hardware de los nuevos terminales de Android. Para ello, además de sacar nuevos terminales, tendrá que actualizar Windows Phone 8.

Microsoft ya está preparando una gran renovación de su sistema operativo y algunos analistas creen que lo lanzará a final de año. La actualización ya tiene nombre, GDR3 y permitirá poner al día el hardware de los nuevos terminales en relación a los Android, tanto actuales como los que se presentarán este año.

Las mejoras que se esperan de esta actualización de Windows Phone 8 son especialmente dirigidas a que los nuevos terminales puedan llevar mejor hardware, cosa que no depende enteramente de Microsoft, si no de sus socios fabricantes, es decir Nokia, Samsung y HTC principalmente, aunque con especial predilección hacia la marca finlandesa.

Mayor definición

Los actuales terminales con el sistema operativo de Microsoft tienen resoluciones que van desde la WVGA de 480X800, hasta la 720p que son 1280X720, contando también con la WXGA (1280X768 píxeles).

Pero Windows Phone quiere llegar a los 1080p como han llegado ya varios terminales Android y para ello debe, como hemos dicho antes actualizar el sistema operativo. Para ello el General Distribution Release (GDR3), también añadirá soporte a microprocesadores de cuádruple núcleo de procesamiento nativo con arquitectura RISC de ARM, poniendo al sistema móvil de Microsoft a la altura de los terminales móviles de más rendimiento del mercado.

Todo parece indicar, o por lo menos es lo que aseguran los expertos, que los nuevos Windows Phone llevarán chips de gran potencia e integración Snapdragons 600 y 800 de Qualcomm y que evidentemente llevarán pantallas 1080p.