Taringa: Sus dueños se enfrentan a seis años de cárcel acusados de permitir descargas ilegales

Taringa la popular comunidad argentina vuelve a estar en el ojo del huracán esta vez en su propio país de origen. Los dueños de Taringa, los hermanos  Matías y Hernán Botbol y Alberto Nakayama están procesados por un supuesto delito de vulneración de los derechos de autor, por permitir y facilitar desde su portal la descarga de contenido protegido. La pena por infringir el artículo 42 de la Ley de la propiedad Intelectual Argentina va desde un mes a seis años de prisión. ¿Estará Taringa al borde de su cierre?

Los dueños de Taringa ya han sido citados por el juez Eduardo Daffis Niklison, para una vista oral a instancia del fiscal de instrucción Felisa Krasucki. Durante este juicio oral, los responsables de Taringa tendrán que responder a la acusación de permitir la descarga ilegal de 29 obras jurídicas y 12 libros de computación. Además, por si fuera poco, se ha abierto otra causa contra Taringa por la compartición de archivos de música. Los acusados de ser condenados, se pueden enfrentar a una pena máxima de seis años de cárcel, además de tener que proceder al cierre de Taringa.

Después de una larga tanda de preguntas y respuestas para dirimir si Taringa vulneraba los derechos de autor, al infringir el artículo 42 de la ley de propiedad intelectual que prohibe la venta, edición o reproducción por cualquier medio de contenido protegido sin el expreso consentimiento de su autor, el juez del caso afirmó que si bien los autores de la vulneración de la propiedad intelectual eran los usuarios que subían y descargaban contenido del portal, Taringa era partícipe del delito ya que se utilizaba como medio  y sus dueños eran conocedores de que se  estaba realizando un acto ilegal.

¿En que términara todo esto? ¿Sobrevivirá Taringa? Esperamos vuestros comentarios.

Fuente: InfoBae

Contenido recomendado:

Servidores Emule 2012

Área P2P (Manuales de programas de intercambio de archivos P2P y bittorrent).

Manuales de programas

SOFTzone en Facebook

SOFTzone en Twitter