Condenan a ocho años de prisión a un hacker por entrar en los ordenadores de Facebook

Glenn Mangham, un estudiante de desarrollo de software británico de 26 años, después de haber admitido que se infiltro desde su dormitorio en Facebook, ha sido condenado a ocho años de cárcel. Además, la acusación británica, ha definido este caso, como el caso más grave que han visto de este tipo. Todo vino a raíz, de que la compañía estadounidense, estaba sufriendo espionaje industrial en ese momento y este hecho, hizo temer las consecuencias a la red social. Según la fiscal del caso, ningún dato personal de usuarios se vio comprometido.

Según palabras textuales de la fiscal que lleva el caso: Alison Saunders:

«Este ha sido el incidente más amplio y fragante, en el hackeo de redes sociales que hemos visto en los tribunales británicos»

Por lo visto, Facebook, se percató del fallo de seguridad interna el pasado mes de Abril, avisando como consecuencia al FBI.

El FBI tras la investigación, dictaminó que la fuente del pirateo se encontraba en el Reino Unido, localizando al entonces presunto culpable de los hechos comentados, y,  registrando la casa del ahora condenado a ocho años de prisión: Mangham,  en el mes de Junio.

Mangham, declaró que hacía tiempo también había ayudado a Yahoo a mejorar su seguridad y quería hacer lo mismo con Facebook. Los fiscales no creyeron lo relatado y declarado por el acusado y no dieron por válida su explicación.

Además, Mangham, explicó que eligió Facebook por su gran presencia en internet. La acusación no aceptó que las acciones del acusado no fuesen maliciosas.

Facebook, según ha comentado en el tribunal, gastó 200.000 libras (unos 240.000 euros) en subsanar las acciones del acusado.

Más tarde, el juez que llevó el caso, dijo al acusado que sus actos no fueron inofensivos y tuvieron consecuencias reales, además de unas posibles repercusiones muy graves, que podrían haber sido desastrosas para la red social en una última instancia.

El acusado, entró en los servidores de Facebook desde su propio domicilio y en su dormitorio, desde su hogar familiar en el norte de Inglaterra (York).

Aunque los datos personales de usuario no se han visto comprometidos, al final Mangham, después de los hechos acaecidos hace casi un año, ha sido condenado a ocho años de cárcel.

Via: Elmundo

Contenido recomendado:

+ SOFTzone en Facebook

+ SOFTzone en Twitter

+ Manuales de programas