Si no puedes abrir Gmail, empieza a rezar.

Así de contundente es la conclusión que llega el articulista Randall Stross, en su última columna publicada en The New York Times.

Razones no le faltan para tales afirmaciones, pues las restrictivas medidas de seguridad empleadas por Google, pueden hacer imposible tener acceso a nuestras cuentas de Gmail por días o semanas. Cuando alguien intenta entrar repetidas veces a una cuenta con un password equivocado, puede llegar a bloquear el acceso de la cuenta durante un periodo de tiempo, sin que podamos hacer nada por restaurarlo dadas las carencias del servicio gratuito de Google. según el articulista, se hecha de menos un servicio telefónico donde puedas volver a recuperar tu cuenta, como si disponen otros operadores y las cuentas premium de Google.

Dentro de su artículo explican como los clientes, después de comprobar que sus cuentas han sido bloqueadas, de rellenar en vano los formularios de recuperación, nadie de Google se hacía cargo de sus demandas. Vistas estas consecuencias, ahora los clientes de Google demandan la incorporación de algunos datos personales, identificativos, que permitan verificar al usuario real de la cuenta. Pero Google no está por la labor y dice que si incorporan esos datos, la gente desconfiaría y no utilizaría su servicio de correo electrónico.

Así, viendo este panorama, si a usted después de poner el usuario y la clave correctos, le sale el mensajito: El nombre de usuario y la contraseña no coinciden, ya se puede poner a rezar.

Fuente: The New York Times

Artículos relacionados:

Google Chrome, el nuevo navegador de Google.

Google Chrome en versión portátil.

Atentos al dato si usáis Gmail.

Cuil el nuevo buscador que quiere plantar cara a Google.

Gmail permite el tráfico cifrado.