Las autoridades antipiratería se frotan las manos por bulos sobre inseguridad de la red Bittorrent

Todo vale en la lucha contra la piratería con el fin de ahullentar a usuarios que acuden a las redes p2p a compartir contenidos.
Se aprovecha cualquier resquicio para hacerle mella a las redes de intercambio y en este caso, las organizaciones pretenden aumentar la psicosis en los usuarios ante la inseguridad que puede suponer para sus sistemas el uso de la red BitTorrent. Nada más lejos de la realidad.

A diferencia de las redes de intercambio ed2k (emule) o Gnutella (LimeWire) en dónde se comparten archivos directamente sin mediación de portales de intercambio dónde se alojan los .torrents, la red Bittorrent requiere de intervención de usuarios para filtrar contenidos no deseados. No se puede decir que la red esté 100% libre de malware, pero indudablemente es mucho más segura que otros sistemas de intercambio.

Por lo tanto, antes de que un torrent vea la luz y sea de acceso para el resto de usuarios que acudan al tracker (público o privado) dicho archivo ha sido analizado y subido por una persona colaboradora del portal, y evidentemente al tracker correspondiente no le interesa perder visitantes por contener torrents cuyo archivo relacionado contenga alguna infección.

No obstante todo lo anterior, la prudencia es un gran aliada en la seguridad de nuestro sistema además de antivirus, firewall, antispyware, etc, y hay que andar con ojo con lo que uno se descarga.

Fuente: torrenfreaks