¿Sigue siendo necesario desfragmentar un disco duro?

Escrito por Rubén Velasco
Curiosidades
3

A la hora de almacenar archivos en un disco duro, estos, por lo general, suelen utilizar espacios contiguos. Sin embargo, si no hay tanto espacio seguido como para guardar todo el archivo, a nivel lógico se divide en varias partes o fragmentos, ocupando varios sitios separados y ralentizando el funcionamiento general del sistema, hecho que se conoce como fragmentación. Para solucionar este problema debemos hacer uso de la desfragmentación, un proceso que, pese a haber tenido una gran importancia en el pasado, hoy en día está casi olvidado, y os explicamos por qué.

La desfragmentación es el proceso mediante el cual se ordenan los archivos para todos ellos se almacenen de forma contigua, sin espacios intermedios y lo más juntos posible de manera que a la hora de acceder a ellos, el tiempo de espera sea el menor posible, mejorando así el rendimiento general del equipo.

Cuanto mayor es la fragmentación de los archivos, mayor es el tiempo de acceso a los mismos desde el disco duro, lo que puede llegar a dar una sensación de lentitud en todo el equipo. Aunque desfragmentar el ordenador ya no es una acción tan crítica como lo era en el pasado, por ejemplo, con Windows XP, sí que es un proceso recomendable ya que ordenando todos los fragmentos de forma contigua ganaremos velocidad de acceso y mejorará el rendimiento general del ordenador, especialmente al utilizar archivos grandes.

Mientras Windows esté correctamente configurado, no es necesario preocuparnos por la fragmentación, ya que él mismo ordenará los discos duros mientras no estemos utilizando el equipo. Sin embargo, si utilizamos un sistema operativo antiguo (anterior a Windows 7) o tenemos las opciones de mantenimiento desactivadas, entonces sí es recomendable desfragmentar los discos duros manualmente, utilizando la herramienta de Windows u otras de terceros, por ejemplo, Defraggler.

Desfragmentar ssd Windows 8

Nunca debemos desfragmentar unidades SSD

Las unidades SSD (mal llamadas discos sólidos, ya que no tienen discos como tal), se están convirtiendo en las unidades de almacenamiento por excelencia ya que su rendimiento es muy superior al de los discos duros convencionales. Hasta hace poco, estas unidades eran bastante caras y relativamente poco duraderas, por lo que quedaban fuera de los planes de muchos usuarios, sin embargo, ahora el precio por gigabyte está bastante por debajo de los 50 céntimos y, aunque en proporción siguen siendo más caras que un disco duro convencional, su finalidad principal no es almacenar varios terabytes de datos, sino la de instalar y ejecutar tanto el sistema operativo como aplicaciones y juegos, ya que es ahí donde de verdad se demuestra su aumento de rendimiento.

El acceso a los datos en un SSD es prácticamente instantáneo al no tener un cabezal que se tenga que desplazar hasta cada una de las partes del archivo y leerlo secuencialmente, por lo que en estas unidades la fragmentación no es un problema. Es más, los chips de las unidades SSD tienen una vida útil basada en el número de escrituras, por lo que realizar tareas de desfragmentación (y otro tipo de optimizaciones similares) en estas unidades puede suponer una pérdida drástica de la vida media de la unidad.

A la hora de confiar en las tareas de mantenimiento automáticas que realiza Windows, él sabe perfectamente si está instalado sobre un disco duro o un SSD, por lo que es capaz de saber si tiene que programar desfragmentaciones periódicas en el caso de ser un disco duro o simplemente una serie de optimizaciones en caso de tratarse de un SSD.

¿Aún te sigues preocupando por la fragmentación de tus discos duros o confías en el sistema operativo para que él se encargue de las tareas de mantenimiento?

Quizá te interese:

Compártelo. ¡Gracias!

Noticias relacionadas

Comentarios

3 comentarios
  1. Anónimo 19 Mar, 16 19:40

    No estoy de acuerdo en absoluto. Trabajo en el ambito de la explotación de Informática, y gracias a los programas desfragmentadores, los equipos con sistemas Windows 7, que con el paso del tiempo se ralentizan un montón, se vuelvena algo mas ligeros. Tambien hay que apoyarse en programas que limpien archivos temporales y el registro del sistema. No olvidar tampoco desfragmentar el registro cada cierto tiempo, sobre todo, si instalamos y desinstalamos programas con frecuencia.

    Responder
    0
    1. Anónimo 20 Mar, 16 2:38

      Parece ser un articulo personalizado, o sea, de la persona que lo escribio sin ningun tipo de fundamento que lo apoye. Tambien estoy en desacuerdo.

      Responder
      0
  2. Anónimo 20 Mar, 16 15:47

    Todo esto de la fragmentación depende del sistema de archivos que use una partición/unidad. No en sí del S.O operativo. Por ejemplo en Windows 8.1 si tenemos dos particiones una FAT32 y otra NTFS, la FAT32 se va a fragmentar considerablemente más que la NTFS. Por otro lado tenemos, otros sistemas de archivos como exFAT que por sus características hace que le fragmentación sea mínima o incluso despreciable. Esto es porque al grabar los bloques de datos exFAT permite la asignación de bloques con reserva de espacio al contrario que los anteriores sistemas de archivos. Lo que hace que al no reservar ese espacio ser fragmente mucho más, porque la grabación se dará en bloques no contiguos fragmentando el disco y/o partición.

    Salu2

    Responder
    0