Cortana se defenderá de los ataques sexuales

Escrito por Luis Torroba
Software
1

La inteligencia artificial sigue su camino, sin prisa pero sin pausa, para poder llegar a ser algún día comparable a la inteligencia natural, si se le puede llamar así, de un ser humano. Para ello no basta solo con tener una memoria increíble, ni usar la lógica como ningún humano lo ha conseguido nunca. No, hace falta también intuición, y ‘humanidad’, algo que los creadores de Cortana quieren ofrecerle dándole un carácter más parecido a la de una mujer del siglo XXI.

Hace unas semanas nos sorprendimos al leer que Google había conseguido crear un software que ganaba a un jugador profesional de Go, un juego de mesa de origen chino que desde hace años se les resistía a los ordenadores. ¿El motivo? Que a diferencia del ajedrez, el Go no solo está basado en la lógica, sino también en la intuición. Por lo tanto, haber conseguido diseñar un software capaz de ganar a un humano al Go, implica que ya se ha conseguido hacer que las máquinas tengan algo que se supone, o al menos se suponía, que es humano.

Pues bien, en Microsoft quieren ir un paso más allá y dar a Cortana una característica que le haga parecer mucho más humana. A partir de ahora se enfadará con los ataques sexuales y responderá de manera adecuada.

Cortana

Cortana, una mujer de nuestro tiempo

La gran mayoría de asistentes virtuales que hay a nuestra disposición tienen voz de mujer. Siri de Apple, Alexa de Amazon o la misma Cortana tienen una voz femenina por defecto. Incluso en una película como ‘Her’, Scarlett Johansson dobla al asistente personal. Sin embargo, en el caso de Microsoft se han cuidado mucho de ofrecer una sensación de subordinación, entendiendo que, aunque Cortana está ahí para ayudarnos, no tiene porque disculparse continuamente ni aguantar comentarios ofensivos.

De hecho, próximamente se reforzarán esas defensas personales, ya que desde Redmond entienden que los comentarios sexuales no son el tipo de interacción que buscan. A partir de ahora Cortana pasará al ataque si se le falta al respeto, dando una apariencia de humanidad que será un pasó más en la carrera por conseguir una inteligencia artificial perfecta.

Todavía estamos lejos, pero se está yendo por el camino correcto si los usuarios empiezan a creer de verdad que están hablando con una persona cuando hablan con Cortana. Y esta nueva característica nos acerca todavía más a ese momento.

Microsoft le ha dado la capacidad de enfadarse a una inteligencia artificial. Veremos cuál será el siguiente paso, pero igual algunos no os sentís muy cómodos con esta situación, ¿o sí?

Quizá te interese…

Compártelo. ¡Gracias!