YouTube Kids ya tiene problemas legales

Escrito por Luis Torroba
Actualidad
1

Google lanzó a finales de febrero un nuevo servicio de YouTube dirigido exclusivamente a los niños. Pues bien, este servicio, llamado YouTube Kids, ya ha sido denunciado por no cumplir con las normas estadounidenses sobre anuncios. Parece ser que muchos canales de este servicio están patrocinados por marcas comerciales de manera oculta.

Una asociación de consumidores de Estados Unidos ha presentado una queja ante la FTC (Comisión Federal de Comercio por sus siglas en inglés) acusando a YouTube, y por ende a Google, de no marcar diferencias entre los anuncios y los contenidos de YouTube Kids. El problema se ha detectado cuando esta asociación ha comprobado que no es posible saber quiénes son los dueños de algunos canales de este servicio que suben vídeos promocionando de forma clara juguetes, ropa o refrescos sin decir que es publicidad.

Por ejemplo, hay vídeos en donde puede salir un niño con un juguete sin indicar que es publicidad, pero siendo evidente para un adulto que lo es. Además, aunque muchos vídeos son subidos por usuarios, otros pertenecen a canales que son propiedad de grandes empresas. Como ejemplo paradigmático nos encontramos con Disney, que tiene cinco canales en YouTube que también están suscritos a YouTube Kids.

YouTube Kids

Nueva legislación

El problema viene cuando muchos de esos canales no indican quién está detrás de ellos o si lo indican no diferencian en su contenido qué es publicidad y qué no. Y claro, en canales para niños es todavía más grave ya que la capacidad de los pequeños para distinguir esa diferencia todavía no está desarrollada.

Pero el problema de YouTube Kids tiene un alcance mayor. La legislación siempre va por detrás de los avances tecnológicos y mucho más si son tan rápidos como los producidos por internet. No llega ni a los 15 años desde que Internet empezó a popularizarse de forma global y obviamente no puede regirse por las mismas leyes que otros medios de comunicación. Por este motivo la publicidad, como tantas otras cosas en internet, debe adaptarse tanto a la nueva forma de llegar a sus consumidores como a las nueves leyes que deben proteger a estos, sin que la televisión, por ejemplo, sirva de precedente. Son dos mundos muy distintos.

Fuente: The Verge.

Compártelo. ¡Gracias!