La NSA publica una parte de su espionaje ilegal

Escrito por Luis Torroba
Actualidad
1

La NSA, la agencia de seguridad americana, ha publicado una lista sobre aquellas personas espiadas de manera ilegal en los Estados Unidos. Y lo ha hecho gracias a la presión de la Unión Americana de Libertades Civiles. Eso sí, para que no se hable mucho de la lista ha ido publicada en Nochebuena, no vaya a ser que lo lea mucha gente y se monte la marimorena.

La agencia de espionaje por excelencia, o al menos de la que más hemos oído hablar en los últimos años gracias a las filtraciones de Edward Snowden, vuelve a ser noticia. Y esta vez motu proprio. Es decir, han sido ellos los que han publicado una lista de sus acciones ilegales desde el cuarto trimestre de 2001 al segundo trimestre de 2013.

Y gracias a esta publicación podemos ver lo chapuceros que han sido en algunas ocasiones. Hay que decir, por ejemplo, que han utilizado recursos de la agencia, es decir públicos, para espiar relaciones amorosas entre empleados de la propia agencia. Además, también han estado controlando a ciudadanos estadounidenses erróneamente marcados como espías. Para más inri, sus bases de datos contenían multitud de errores y había datos almacenados en servidores no autorizados.

Sede de la NSA

Publicado en Nochebuena

Como se puede ver, no solo hay espionaje ilegal, sino que también hay fallos más propios de una agencia de detectives españoles protagonista de un famoso tebeo. Por ejemplo, se enviaban correos electrónicos con información importante a gente que no tenía nada que ver con el tema.

De todas maneras, aunque se agradece la publicación, es cierto que no ha sido realizada para que sea noticia. Ha sido publicada en Nochebuena, donde no hay mucha gente mirando, y su manera de ser redactada hace muy difícil saber cuántas veces se cometieron los distintos fallos.  Eso sí, al menos tenemos constancia de que en una de las agencias de espionaje más profesionalizadas del mundo, donde en teoría todo está planificado al milímetro y nada se deja en manos del azar, también hay fallos ridículos.

Fuente: The Verge.

Compártelo. ¡Gracias!