Así se vendió Microsoft al salir a bolsa después de lanzar Windows

Escrito por Luis Torroba
Sistemas Operativos
1

Microsoft salió a bolsa el 13 de marzo de 1986, unos meses después de lanzar la primera versión de Windows, su sistema operativo. Lo curioso del caso no es que estos dos hechos ocurrieran seguidos, si no la forma en que Microsoft confiaba en Windows y cómo intentaba venderse a los posibles accionistas.

Windows fue lanzado el 20 de noviembre de 1985, y meses después Microsoft salió a bolsa. Todavía no se sabía si este sistema operativo iba a triunfar o no, y nadie era capaz de prever hasta donde podía llegar una empresa como Microsoft. La informática estaba llegando poco a poco a los hogares y todavía no se tenía muy claro si los usuarios iban a querer tener un ordenador en casa para siempre o iba ser una moda pasajera.

Por eso invertir en Microsoft no era para nada algo seguro. La empresa de Bill Gates lo sabía y tenía que venderse de una forma realista. Ahora, sabiendo hasta donde llegado Microsoft resulta interesante comprender cómo fueron capaces de venderse en ese momento y cómo, sin prometer grandes beneficios, consiguieron convencer a los accionistas.

Primer Windows

Así lo hizo

La web TechCrunch ha conseguido el folleto en el que se anuncia qué es Microsoft y su futuro a corto plazo. Esta es una parte de ese folleto explicativo para accionistas: “En noviembre de 1985, Microsoft comenzó a lanzar Microsoft Windows, un entorno operativo gráfico que se ejecuta en el sistema operativo de Microsoft MS-DOS. Como una extensión de MS-DOS, Microsoft Windows administra el hardware como el teclado, la pantalla y la impresora. Este producto permite a los programas que se presenten de manera estándar y gráfica y que sean independientes del vídeo u otros dispositivos de salida. Microsoft está animando a los desarrolladores independientes de software para crear programas de aplicaciones que aprovechan las características de la interfaz gráfica de usuario de Microsoft Windows. Lotus Development anunció recientemente su intención de perseguir el desarrollo de productos de aplicaciones que se ejecutarán en Windows. El propio software de nuevas aplicaciones de Microsoft se basa en Microsoft Windows. Todavía es demasiado pronto para determinar qué nivel de aceptación alcanzará en el mercado”.

Cómo veis, ni ellos mismo son capaces de decir que su nuevo producto marcará un antes y un después en la informática de consumo, primero porque no lo sabían y segundo porque preferían tener los pies en la tierra. La última frase refleja la humildad que tenían en aquella época. Eso sí, visto con perspectiva hay que decir que quien invirtió en ese momento fue todo un visionario.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Cris Tian 22 Dic, 14 14:42

    Ante todo humildad y así le salieron las cosas. No mintieron ni exageraron nada. Era solo cuestion de confiar y saber vender el producto. Y la gente se da cuenta de esos detalles, por lo que les fue más que bien, me parece, no?

    0