Las redes sociales no son el mundo real

Escrito por Luis Torroba
Redes Sociales
1

Muchas veces nos dejamos llevar por la impresión de que las redes sociales representan el sentir de la sociedad en varios aspectos. De hecho, la gran mayoría de los usuarios de redes sociales tienden a pensar que, si una noticia o un hecho es dominante en Facebook o Twitter, este también lo será en la vida real. Y no, esto no es así.

Es cierto que en las redes sociales hay muchísima gente. De hecho, el número de usuarios de sitios como Facebook o Twitter es increíblemente grande, y muchos usuarios, y lo que es más preocupante, muchos profesionales de la información, tienden a pensar que el hecho de que haya mucha gente valida automáticamente a estas redes sociales para convertirse en  “la voz de la calle”. Y obviamente esto no es así.

Científicos de la Universidad de McGill de Montreal y de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh han descubierto que las redes sociales son a menudo culpables de “sesgo de población”, ya que gran parte de la gente no está representada.

Twitter

Tergiversación de datos

Esto, que puede parecer hasta cierto punto obvio, parece que no se tiene en cuenta en varios estudios, y eso es lo preocupante según Derek Ruths, profesor asistente de la Facultad de Ciencias de la Computación de McGill. “Una suposición común que subyace en muchos estudios a gran escala basados ​​en los medios de comunicación social de la conducta humana es que una muestra suficientemente grande de usuarios va a ahogar el ruido introducido por las peculiaridades de la población de la plataforma. Estos sesgos de muestreo raramente se corrigen “, afirmó.

Y es que, solo el cinco por ciento de los mayores de 65 años usa Twitter, e incluso Facebook, que abarca un gran arco demográfico, no puede proporcionar datos fiables ya que, por ejemplo, carece de botón de ‘no me gusta’.

Además, este estudio también indica que el diseño de los sitios web también influye a la hora de clicar unas noticias u otras por lo que tampoco se puede considerar de forma científica que un hecho interesa más que otro, ya que también hay ‘sesgo de información’.

Por lo tanto, siempre hay que tener cuidado a la hora de hablar de la opinión de la sociedad solamente fijándonos en las conversaciones de Twitter. Y menos mal, porque si no eso supondría afirmar que todas las personas del mundo son fans de Justin Bieber.

Fuente: betanews.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. nova6k0 01 Dic, 14 17:01

    Estos estudios dicen cosas, casi siempre obvias. De la misma forma que una persona se quede en casa en una manifestación no significa que esté en contra de esa manifestación. Por ejemplo la famosa “mayoría silenciosa” de la que hablan algunos políticos.

    Y es más todo estudio estadístico, parte de llevar unos resultados con un número reducido de gente (a veces excesivamente reducido), al total de un sector de población o toda la población. Así que se podría aplicar el mismo criterio.

    Además entran otros factores en funcionamiento, por ejemplo en el caso de productos y servicios. Que una minoría diga que un producto/servicio es malo, no significa que en realidad lo sea y de la misma forma que un producto o servicio una mayoría diga que es bueno, tampoco tiene que ser. Esto por ejemplo pasa con las ventas de obras musicales, videojuegos que se vendan millones no significa que sea bueno, pero sí que gracias al marketing y la publicidad se venden. Todo esto no sería así si todos entendiésemos de todo, por ejemplo de música, pero no es así. Fuera de que nos guste un estilo musical u otro. Pero por ejemplo en la música hay que saber lo que es la calidad técnica y la calidad musical, porque son muy distintas. La calidad técnica se refiere a los medios por los que se crea esa obra musical y la calidad musical, es referente a la propia música. Vamos que un saxofón suena mejor en un estudio musical o incluso un estudio casero, que si lo tocas a pelo, y no le metes ningún filtro, compresor, equalizador… la calidad musical es la melodía y harmonía de la canción. Vamos que no se puede comparar el reggeaton por ejemplo, que se hace como nada, con la novena sinfonía de Beethoven, porque esta es muchísimo más compleja musicalmente hablando.

    Además volviendo al marketing y la publicidad. El tema es que este genera una calidad aparente en un producto/servicio que no tiene nada que ver con la realidad (a veces sí, todo hay que decirlo). Por ejemplo cuando vemos una hamburguesa, en la tele y decimos ¡Qué buena pinta tiene! y cuando vamos al restaurante decimos ¿Pero qué es esto?.

    Salu2

    0