El Ébola también se mete en el correo electrónico

Escrito por Luis Torroba
Seguridad
0

En las últimas semanas el Ébola ha sido noticia en todo el mundo. El contagio de personas en países occidentales lo ha puesto en primera plana, después de llevar meses masacrando África. Y aprovechando el momento de pánico que mucha gente le tiene a esta terrible enfermedad los hackers vuelven a intentar aprovecharse de esta situación.

Suele ocurrir cuando hay grandes eventos deportivos o sociales que llaman la atención a la mayoría del mundo. Pero también cuando hay grandes catástrofes o miedos profundos en una gran parte de la población, los hackers se aprovechan para introducir malware en los ordenadores de aquellas personas que caen en la trampa.

Con el Ébola ha vuelto a suceder. Debido a que mucha gente ahora mismo tiene una obsesión con esta enfermedad, obsesión mayor que el peligro real que conlleva viviendo en occidente, muchos hackers lo han utilizado como gancho para que la gente instale virus en sus ordenadores sin saberlo.

 Ébola

Hay que tener mucho cuidado

Es paradójico que un virus tan destructivo se haya convertido también en un virus informático. Obviamente no es tan peligroso como el físico pero sí que puede hacer mucho daño a los usuarios que piquen. Aunque bueno, realmente no estamos hablando de un tipo de malware especifico, sino de varios que aprovechan la popularidad del nombre para meterse a través del mail en nuestros ordenadores.

Los ataques que han salido a la luz pública contienen consejos falsos de la OMS (la Organización Mundial de la Salud), advertencias de un falso asesor del gobierno mexicano y todo tipo de noticias sensacionalistas con él Ébola como protagonista que conducen a enlaces peligrosos.

Por ejemplo los supuestos correos electrónicos de la OMS llevan a un troyano de acceso remoto (RAT), que puede esconderse del antivirus. Una vez instalado en el interior de un ordenador, proporciona acceso a los hackers a los archivos de la víctima, a la cámara web, al micrófono, a las contraseñas, etc.

Por todo ello hay que tener bastante cuidado con este tipo de mails, aunque no solo con los relacionados con el Ébola, sino con todos los que no provengan de una fuente de confianza.

Fuente: The Verge.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios