Los hackers y las tarjetas de crédito

Escrito por Luis Torroba
Seguridad
0

Las tarjetas de crédito suelen ser un objetivo de los hackers, que ven en ellas una forma de sacar bastante dinero de una manera rápida. Pero normalmente no se conoce como trabajan y cuáles son sus objetivos principales. Por ello en Softzone os ofrecemos las declaraciones más importantes de uno de los expertos en el tema, Kelly Yee, vicepresidente de Penango, una empresa de correo seguro, que ha hecho en una entrevista a betanews.

La web estadounidense betanews ha realizado una entrevista a Kelly Yee, vicepresidente de Penango, uno de los mayores expertos en el tema de los robos de datos por internet. En ella nos cuenta cómo trabajan estos hackers y el motivo por el cual centran sus objetivos en los datos, tantos personales como bancarios.

Para Kally Yee es evidente que los datos personales se han convertido en uno de los productos más apreciados en el mercado negro. ‘En el caso de un robo de identidad, un atacante puede vender un paquete identidades robadas a la puja más alta que pagará lo que piensan que vale la información. La venta de grandes cantidades de datos en el mercado negro es una empresa sofisticada y se ha convertido en el nuevo producto estrella del mercado negro’, afirma Kally Yee.

Hackers

Hacker típico

Eso sí, Kally Yee afirma que no se puede saber cual es el hacker típico, de ahí la dificultad de dar con ellos. Pocas veces una persona roba los datos personales de otra para gastárselo en ropa, por ejemplo. No suelen atacar de forma aislada. De hecho, la información bancaria no es para ellos, sino que es vendida, como decíamos antes, en el mercado negro. ‘Pocas veces existe un atacante típico y es por eso que es tan difícil ponerles cara o estereotiparlos’.

Eso sí, para nosotros como consumidores, y siempre según Kally Yee, es imposible saber qué empresas guardan mejor nuestros datos y cómo lo hacen, más que nada porque una empresa nunca comparte esta información. De hecho, lo poco que podemos hacer es comprar en sitios webs seguros, que según Yee, son los que tienen “https:”, ‘ya que añaden una capa de cifrado del protocolo (TLS / SSL) para http’.

Además, por muy segura que sea la web, es la empresa que guarda esos datos y los transmite la responsable de nuestra seguridad, por lo que solo nos queda confiar en que esa empresa haga bien su trabajo. Como consumidores lo poco que podemos hacer es comprobar al menos una vez al mes el estado de nuestra cuenta.

Pero eso sí, según el propio Kally Yee tampoco hace falta caer en la paranoia y comprar todo con dinero en metálico, básicamente porque también no los pueden robar, y porque al menos, pagando con tarjeta siempre quedará un comprobante de esa operación, con lo cual será más fácil perseguir al infractor.

Compártelo. ¡Gracias!