Twitpic se salva

Escrito por Luis Torroba
Redes Sociales
0

La aplicación más famosa para subir fotos a Twitter no va a desaparecer. Aunque hace un par de semanas la propia empresa afirmó que no tenía otra opción que cerrar su servicio ahora anuncia que un comprador les ha salvado de su desaparición. Eso sí, de momento se desconoce quién ha sido el benefactor.

Hace dos semanas publicamos que Twitpic había decido cerrar definitivamente. De hecho la fecha del fin del servicio estaba prevista para el próximo 25 de septiembre. El problema era el nombre. Cuando estaban a punto de llegar al final del proceso para registrarlo apareció Twitter. ‘Twitter se acercó a nuestro consejo y dio a entender que se podía negar el acceso a su API si no nos dábamos por vencidos con nuestra marca’, explicó su CEO Noah Everett, terminando con una sentencia: “Twitter es demasiado grande como para luchar contra él”.

Pero en estas dos semanas ha habido un cambio sustancial. Parece que gracias a un comprador podrán lucha contra Twitter y no tendrán que cerrar. Y ha sido la propia compañía la que lo ha anunciado en su cuenta de la red social de microblogging: ‘¡Estamos contentos de anunciar que hemos sido adquiridos y que viviremos! Publicaremos más detalles cuando podamos revelarlos’.

Twitpic

El pez chico se hace grande

Poco más se sabe acerca del comprador. En los próximos días tendremos más noticias al respecto, pero según dijo el propio Noah Everett para luchar contra Twitter había de ser grande como la propia red social. Antes no podían y ahora sí. Eso quiere decir que el comprador ha puesto mucho dinero encima de la mesa para que Twitpic pueda plantar cara a Twitter.

Esto supone una alegría para todos aquellos usuarios que en agradecimiento a Twitpic por ser la primera gran aplicación que permitía subir fotos a Twitter la seguían utilizando a pesar que la propia red social ya permitía subir imágenes con su aplicación nativa.

En cuanto sepamos quien ha sido el salvador de Twitpic os lo comunicaremos.

Fuente: The Verge.

Compártelo. ¡Gracias!