Los clones de apps oficiales pueden ser peligrosos

Escrito por Luis Torroba
Seguridad
0

Siempre hay que tener cuidado con los clones de apps que tienen mucho tirón ya que muchas de ellas pueden contener software malicioso. De hecho la firma McAfee Labs, en su informe trimestral, ha demostrado que un gran número de estos clones son potencialmente peligrosos para nuestros teléfonos móviles.

Evidentemente siempre hay que tener cuidado a la hora de instalar aplicaciones en nuestros terminales, y sobre todo ver qué permisos nos piden para poder instalarlos. Y claro, de aquellas aplicaciones que nos pidan permisos para cosas que se supone no deberían, hay que desconfiar. Obviamente no es muy normal que un juego, por ejemplo, nos pida acceso a nuestros contactos. Además, siempre viene bien comprobar quien es el desarrollador de la aplicación, y cuales apps ya tiene en la tienda, ya que nos puede dar una idea acerca de su fiabilidad.

Pero sobre todo hay que tener cuidado con los clones de apps y juegos famosos. McAfee Labs demuestra en su informe, por ejemplo, que el 80% de los clones de Flappy Bird contenían malware. Quizá es una cifra exagerada, ya que es difícil que todos los clones de apps importantes lleguen a esos niveles, pero hay que tenerlo en cuenta.

Malware

Llamadas, mensajes de texto, etc.

El informe que ha hecho McAfee Labs nos advierte de determinados peligrosos del malware de estas aplicaciones: “Algunos de los comportamientos que encontramos incluyen la realización de llamadas sin el permiso del usuario, el envío, registro y recepción de mensajes SMS, extraer datos de contacto y seguimiento de geolocalización. En el peor de los casos, el malware consiguió acceso como root, lo que permite desinhibir el control del dispositivo móvil, incluyendo la información confidencial de la empresa”.

Por todo ello siempre recomendamos que las aplicaciones se descarguen desde tiendas oficiales en los que hay mucho más control por parte de las compañías. Pero eso sí, aunque sean de la tienda oficial, nunca viene mal prestar un poco de atención.

Fuente: Neowin.

Compártelo. ¡Gracias!