YouTube, cerca de comprar Twitch por 1.000 millones de dólares

Escrito por Luis Torroba
Actualidad
0

YouTube, el portal de vídeos más utilizado del mundo, está a punto de comprar Twitch por 1.000 millones de dólares. Parece que las negociaciones están muy avanzadas y se podría dar una confirmación oficial por parte de Google en las próximas horas. Twitch es el servicio de streaming en directo más utilizado por los ‘gamers’.

Google se ha decidido a ir a por Twitch, el servicio más utilizado por los jugadores de todo el mundo para subir partidas a la red y también para ver en directo los mejores torneos del mundo. Este portal fue creador por los co-fundadores de Justin TV, y ha ido creciendo a tal velocidad que se han visto desbordados. De hecho Twitch ya tiene más tráfico en hora punta que Facebook y Amazon, un dato que nos debe de ofrecer una idea del nivel al que ha llegado, aunque es cierto que no es muy conocido fuera del círculo de los ´gamers´.

Pues bien, debido  a la cantidad de gente que subía partidas, de hecho es compatible con Xbox y PlayStation, y a los que se conectaban para ver torneos en directo Twitch comenzó una ronda de negociaciones con diversas empresas para ver con cual se podían asociar y seguir creciendo.

Twitch

YouTube fue la elegida

Twitch tuvo multitud de ofertas, incluida una de Microsoft, pero que fue rechazada ya que no querían unirse a una marca que tenía a Xbox como buque insignia en el mundo de los videojuegos, y dejar de lado a los jugadores de PlayStation. Por ello, rechazó esta y otras ofertas, hasta que llego la de Google de la mano de YouTube.

Y es que Twitch ha tenido en cuenta la experiencia de YouTube en cuando a la visualización de vídeos y la gran comunidad de usuarios que tiene detrás. De esta manera esperan unir las características de cada una, líderes en su sector, para crecer juntos y conseguir crear un servicio donde tengan cabida todos y cada uno de los ‘gamers’ que hay en el mundo. Y eso, quizá, solo lo podía llevar a cabo YouTube.

Fuente: The Vergue.

Compártelo. ¡Gracias!