Cómo usar las Google Glass y no parecer idiota

Escrito por Luis Torroba
Actualidad
0

Estamos en los meses previos a la llegada de las Google Glass a las tiendas. Y posiblemente el año que viene empiece a ser un elemento común en la vida de muchas personas, ya sea porque las lleven ellas o las personas a su alrededor. Por ello Google quiere dar unos prácticos consejos a aquellos que próximamente las van a llevar, para que no sean considerados idiotas.

Google ha publicado una serie de consejos para que los que dentro de unos meses van a llevar las Google Glass allá donde vayan. Estas recomendaciones las han hecho los que han estado probando las gafas de los de Mountain View, desarrolladores que han sido utilizados como banco de pruebas para saber el potencial real de las Google Glass.

Por ello estos son los que más nos pueden advertir de lo que se puede o no se puede hacer con ellas, a riesgo de que seas considerado un ‘Glasshole’, un juego de palabras que quien sepa un poco de inglés entenderá sin problemas.

Google Glass

Consejos

Lo primero que recomienda Google es que aproveches que las gafas son un dispositivo de manos libres. Utiliza los comandos de voz que te permitirán interactuar con ellas sin tener que ir con la cabeza mirando al suelo como ocurre con los móviles actualmente. También es bueno que le saques el mayor partido a la cámara tomando fotos desde perspectivas distintas, como si fuera, que lo es, una cámara subjetiva. Aprovecha también las funcionalidades de localización y explica a tus amigos las funciones de Google Glass mientras las utilizas.

Google también recomienda que pidas permiso para tomar fotos o grabar a personas, al igual que haces con el móvil. También es recomendable utilizar el bloqueo para evitar que las puedan utilizar  personas ajenas si las pierdes o te las roban.

Lo que no se debe hacer, según quien ha utilizado las gafas es llevarlas siempre. Siempre es mejor leer ‘Guerra y Paz’ en un dispositivo más grande. Las Google Glass no valen para todo. Tampoco se recomienda utilizarlas en deportes de riesgo y de contacto como tampoco se utilizan los móviles y las tablets.

Y lo más importante, no ser grosero. Si la gente te pregunta sobre ellas, hay ser consciente del impacto que puede generar al principio y ser paciente. También hay que saber que si en un local no se permite el uso de móviles, tampoco se permite el uso de Google Glass, por lo que no hay que ir de listo y saltarse esa norma.

Obviamente todo esto parecen cosas de sentido común, pero Google ha preferido incluso promocionar la palabra ‘Glasshole’ antes de que el uso incorrecto de los usuarios destroce la imagen de las gafas, lo que perjudicaría, no solo al producto en sí, si no al futuro desarrollo de la tecnología de manos libres.

Compártelo. ¡Gracias!