Google compra SlickLogin, la contraseña por sonido

Escrito por Luis Torroba
Seguridad
0

En Mountain View han adquirido otra pequeña empresa que puede ser clave para la seguridad en un futuro. Los acuerdos son secretos, y poco se sabe de la compra, como es natural, pero lo que podemos decir es que la adquisición realizada por Google, puede suponer un nuevo paso en la seguridad de las contraseñas web. Os presentamos SlickLogin.

SlickLogin ya presentó su idea en septiembre de 2013, y en poco más de 4 meses ya ha sido adquirida por Google, lo que demuestra el potencial de esta idea para una de las empresas más importantes del mundo.

SlickLogin funciona de una manera muy sencilla. El sitio web que solicita una contraseña y que tiene activado el servicio reproduce un sonido exclusivo inaudible para los humanos a través de los altavoces del ordenador que llega a la propia app de la empresa que el usuario tenga descargada en su terminal. Inmediatamente la aplicación reconoce el sonido y envía la señal de vuelta al servidor confirmando que el usuario es quien dice ser, o al menos quien tiene el móvil del usuario.

SlickLogin

Verificación en dos pasos

De momento lo más normal es que el servicio tarde un poco en llegar a la mayoría de páginas webs,  e incluso a los propios servicios de Google. Es una idea que se está desarrollando y es muy posible que las primeras veces se utilice como forma de verificación en dos pasos, como los mensajes de texto con código que hay ahora. Es decir, de momento no desaparecerían las contraseñas tradicionales.

Eso sí, hay que decir que SlickLogin parece segura. Por ejemplo, no se puede grabar el sonido y reproducirlo desde otro terminal, ya que cada vez el sonido creado es distinto. Además, en un futuro no tendrá que ser necesario que el teléfono esté conectado a internet para que funcione, ya que los creadores de SlickLogin han dicho que tienen una patente para desarrollar un sistema sin conexión.

¿Qué os parece esta manera de reforzar la seguridad de los servicios por internet?

Fuente: TechCrunch.

 

Compártelo. ¡Gracias!