Cuidado con las cibercompras en el Black Friday

Escrito por Luis Torroba
Seguridad
0

Este viernes se celebra el Black Friday, una tradición estadounidense donde se hacen descuentos en muchísimas tiendas. Y con la globalización de internet, este día se ha extendido por medio mundo, apareciendo las ofertas también en las páginas web. Por ello desde SoftZone os vamos a dejar unos consejos para que nos os llevéis ningún susto a la hora de comprar por internet.

El Black Friday siempre se celebra el viernes después del ‘Día de Acción de Gracias’ que los americanos celebran el cuarto jueves del mes de noviembre. Hasta hace relativamente poco tiempo era una tradición que no había llegado a Europa, pero con la llegada de internet, como muchas otras cosas, se globalizó. Ahora muchísimas tiendas en todo el mundo a través de la web, y cada vez más en los centros comerciales físicos, se han unido y aprovechan para hacer descuentos y, por lo tanto, vender más.

Obviamente siempre hay que tener un mínimo de cuidado a la hora de comprar por internet, pero en fechas señaladas mucho más, ya que bastante gente se aprovecha e intenta sacar un beneficio ilícito de estos días.

Black Friday

Consejos

Lo primero que hay que evitar es comprar en páginas web de tiendas no oficiales. Si has visto una oferta de una tienda en concreto, no vayas al enlace, si no a la web oficial. Esto es fácil de comprobar con solo mirar la URL. Normalmente los navegadores certifican la oficialidad de la página mediante símbolos, como por ejemplo el candado de Chrome.  También al ir a realizar el pago el cuadro de la URL de la página cambia de color. Si es verde, no habrá problema, la página es segura.

A la hora de ir a pagar, lo más seguro es siempre hacerlo contra rembolso, o con PayPal. Si preferís hacerlo con tarjeta, normalmente las de crédito suelen ser más seguras, aunque si lo hacéis desde una web de confianza, no debe haber problemas con ello.

Otro de los consejos básicos y que deberían ser obvios para todo el mundo es no caer en los anuncios de spam del correo, o en los banners que no nos lleven a la página web oficial donde se supone que es la oferta. Como hemos dicho antes, mejor comprar desde la página oficial, que desde un enlace.

Por último, siempre es bueno comprobar que la página tiene el certificado SSL (Secure Socket Layet), que garantiza que la página es segura para realizar transacciones de datos.

En resumen, no hace falta ser un obseso de la seguridad  a la hora de comprar en internet, pero siempre viene bien tener cuidado, y más en estas fechas. Es muy sencillo y te evitas problemas.

Compártelo. ¡Gracias!