Las apps de mensajería quitan usuarios a las redes sociales

Escrito por Luis Torroba
Mensajería instantánea
0

En los últimos tiempos los adolescentes están dejando de lado las grandes redes sociales tradicionales y están utilizando mucho más las aplicaciones de mensajería para mantenerse en contacto con sus amigos. La propia Facebook, la red social más utilizada del mundo, lo ha reconocido. Están perdiendo la batalla.

Este mes, Facebook, al hacer público su análisis de resultados, confesó que veía una “disminución de usuarios diarios, especialmente entre los adolescentes“. Y claro, esto ha llamado la atención. En una época donde las redes sociales en general, y Facebook en particular, son la panacea de la comunicación, es extraño que tengan competencia.

Y la tienen. Las aplicaciones de mensajería están subiendo como la espuma en todo el mundo, y ello ha provocado un descenso en la utilización de las redes sociales.  La clave ha sido que las aplicaciones de mensajería han conseguido convertirse en redes sociales, pero más privadas. Es decir, con la creación de grupos en apps como WhatsApps, han unido la privacidad de los mensajes de texto, con la sociabilidad de Facebook. Y parece que gusta más.

WhatsApp

Causas

La primera gran causa, como hemos indicado, del descenso en la utilización de las redes sociales con respecto a las apps de mensajería, es la privacidad. Pero la clave para entender el porqué han sido los adolescentes los primeros en abandonar Facebook ha sido la popularización de esta red social entre la generación anterior, es decir, sus padres, abuelos, etc.

Esto ha hecho que busquen otra manera de socializarse, más privada, fuera del alcance de sus padres, pero también de amigos lejanos o simplemente conocidos. WhatsApps, Line, Snapchat, permiten comunicarse con gente que se conoce en la vida real, ya que se necesita el número de teléfono, lo que también contradice aquella máxima actual que indica que los jóvenes de ahora son mucho menos sociables en el mundo físico.

De hecho, Snapchat, la aplicación de mensajería instantánea que permite enviar fotos que luego se borran automáticamente está creciendo en número de usuarios de menos de 25 años, porque así pueden compartir imágenes que luego no dejen huella.

Por lo que se ve, aunque parezca lo contrario, las nuevas generaciones se preocupan bastante por la privacidad y últimamente Facebook les está decepcionando.

Fuente: The Guardian.

 

Compártelo. ¡Gracias!