Apple se centra en las apps de productividad

Escrito por Luis Torroba
Software
0

En Cupertino quieren demostrar que es posible ser productivo y trabajar con sus iPads. De hecho, han apostado tan fuerte por sus aplicaciones de productividad que ahora mismos las regala a los compradores de hardware. Muchos analistas ven un disparo a sus competidores directos en este mercado, tanto a Microsoft como a Google.

El martes Apple presentó sus nuevos iPads. En esa presentación, igual que en la de los nuevos iPhones, la compañía de la manzana anunció que iLife y iWork serían gratuitos para todos los terminales que se compraran a partir de ahora. Esto es un cambio de estrategia quizá inspirado u obligado por las Surface de Microsoft. Estas ya llevan incorporada la versión gratuita de Office y hasta las tablets de Google tienen acceso gratuito a QuickOffice.

Además, el poner a disposición de sus usuarios de forma gratuita su último sistema operativo manda un claro mensaje a sus competidores: “Somos una empresa de hardware con tanto dinero que nos podemos dar el lujo de ofrecer Mavericks de forma totalmente gratuita”. De todas maneras, tampoco es nada nuevo. En 2007, en un anuncio del Mac, ya presumían ante Microsoft que con el ordenador de Apple se podía hacer una película casera en ese momento mientras que con un PC se tenían que descargar algunos drivers para poder empezar.

iWork

¿Es lo mismo un portátil que una tablet?

A esta pregunta los responsables de las tres grandes compañías quieren contestar que sí. Y quieren poner a disposición del consumidor medio unas tablets que permitan trabajar con ellas. Por ello Microsoft lanzó la Surface y por ello Apple regala sus aplicaciones de productividad. Hasta Google está dando esa posibilidad con su QuickOffice, ofreciéndolo sin publicidad, aunque todavía no esté al nivel de iWork ni por supuesto de Office.

Ante este nuevo movimiento de Apple, Frank Shaw, vicepresidente de comunicaciones de Microsoft opinó de forma muy distinta en su blog: “Cuando veo a Apple tirar el precio de sus aplicaciones de productividad, yo no veo que sea un disparo hacia nosotros, veo un intento de ponerse al día “.

Por otra parte Apple también intenta diferenciarse de Google indicando que su aplicaciones vienen sin publicidad, ya que tiene detrás una potencia financiera basada en el hardware que, según ellos, Google no puede igualar. Y razón no les falta. En Mountain View basan buena parte de sus beneficios en la publicidad y no sería nada extraño que en un futuro QuickOffice tuviera anuncios.

¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Compártelo. ¡Gracias!