BlackBerry no se da por vencida

Escrito por Luis Torroba
Smartphones
0

La empresa canadiense sigue luchando por no caer en el olvido y acaba de anunciar un nuevo servicio en la nube para administrar móviles ya sean de iOS, Android o BlackBerry. Con este movimiento esperan volver a la primera línea al menos en el mundo en el que hasta hace poco eran líderes, el de los negocios

Después de haber fracasado en el intento por lanzar de una vez BlackBerry Messenger tanto en iOS como en Android, ahora la empresa canadiense va a lanzar un nuevo servicio que también estará presente en los sistemas operativos de la competencia.

En el Gartner Symposium los canadienses han presentado un servicio en la nube para que cualquier persona, sin necesidad de conocimientos técnicos, pueda gestionar la información de los teléfonos de sus empleados, ya sean iOS, Android o Blackberry.

En BlackBerry afirman que aparte de ser un servicio muy simple que cualquier persona puede manejar tampoco necesitará de ningún software especial ni dependerá de ningún servidor.

BlackBerry lanza un servicio en la nube

Volver a ser protagonistas en el mundo empresarial

La firma canadiense indica en su blog que su nuevo servicio permite gestionar fácilmente todos los smartphones y las tablets de los empleados. “Los administradores serán capaces de construir un catálogo de aplicaciones públicas de la App Store, Google Play y el escaparate BlackBerry World, y luego ver la distribución de aplicaciones y su uso para todos los usuarios y dispositivos”.

Pero que el administrador tenga ese poder en todos los terminales de la empresa no quita para que el usuario del teléfono no pueda realizar diversas funciones tales como la creación o modificación de contraseñas de dispositivos y la capacidad para hacer un borrado remoto sin depender de un administrador, dándoles independencia y ahorro en llamadas de asistencia técnica.

Ni la fecha de salida ni el precio ha sido anunciado todavía aunque BlackBerry ha dicho que costará menos de un café al mes.

Compártelo. ¡Gracias!