Facebook ya no permite regalos físicos

Escrito por Luis Torroba
Redes Sociales
0

La red social más utilizada del mundo ya no va a permitir regalar nada que sea físico. A partir de ahora, los regalos que se hagan por Facebook serán únicamente digitales. La decisión ha llegado después de comprobar cómo los usuarios apenas utilizaban este servicio que, además, es mucho más costoso.

¿Alguna vez habéis regalado algo por Facebook? Si no lo habéis es, o porque no sabíais que se podía hacer, o porque regalar cosas por Facebook no os parece muy adecuado. Pues bien, esto parece que es lo que piensan prácticamente todos los usuarios de la red social. Los regalos físicos en Facebook tienen poco sentido.

Hace aproximadamente un año Facebook lanzó un servicio por el cual cualquiera podía regalar los productos que estuvieran disponibles en la red social, sobre todo cuando fuera el cumpleaños de alguien especial. Pues bien, únicamente el 20 por ciento de los usuarios hacían regalos físicos. El 80 por ciento restante regalaba productos digitales mediante este servicio.

Un fracaso absoluto

La verdad es que desde Facebook no se esperaban este fracaso, aunque teniendo en cuenta que las redes sociales son relativamente jóvenes, es normal que casi nadie tenga una idea clara de por dónde puede ir el negocio. Únicamente mediante la prueba y el error se podrá saber qué es lo que la gente busca en un servicio como Facebook. “Realmente hemos tomado la decisión en base a los comentarios de los usuarios”, dijo Lee Linden, director del programa de regalos de Facebook. “La materia física es interesante, pero nuestro objetivo es crear cosas que sean muy importantes para la mayoría de las personas que lo utilizan”. Evidentemente, este no ha sido el caso.

Otro aspecto importante es el coste de este servicio. Muy alto para la poca gente que lo está utilizando. Hay que tener en cuenta que el envío de regalos digitales apenas tiene un coste para Facebook, todo lo contrario que el envío de regalos físicos.

Por todo ello Facebook ha decidido cerrar su tienda física y centrarse en lo que realmente quiere la gente. Obviamente no es el primer fracaso, ni será el último, de la compañía de Mark Zuckerberg. Es el precio que hay pagar por ser un pionero.

Compártelo. ¡Gracias!