Controla el iPhone y el iPad con la cabeza

Escrito por Luis Torroba
0

Apple siempre ha ido por delante de todos en cuanto a facilitar a las personas con discapacidad el uso de sus dispositivos, sobre todo en relación con el iPhone o el iPad. Ahora, gracias a una nueva funcionalidad de iOS 7, se podrán controlar estos dispositivos móviles con la cabeza, una función perfecta para personas con poca movilidad.

La gran capacidad de Apple para fabricar dispositivos capaces de hacer la vida más fácil a las personas con discapacidad se ha vuelto a demostrar con iOS 7. Ahora, desde el apartado de accesibilidad donde ahora se sitúa el VoiceOver entre otras funciones, se podrá activar la posibilidad de controlar el iPhone y el iPad con la cabeza.

Y la verdad, como podréis ver en el vídeo que os mostramos a continuación, es que funciona muy bien. Además, y esto creo que es importante, Apple no limita lo que puedes hacer con el movimiento de cabeza, si no que el usuario puede elegir cuál será la respuesta de ese movimiento. Se puede programar para que se abra Siri al girar la cabeza a la derecha, o para ir a una aplicación concreta, o para abrir la multitarea, etc…

Muchísimas posibilidades

Evidentemente la opción de controlar el iPhone y el iPad con la cabeza, abre la posibilidad  de utilizar el teléfono a personas con movilidad reducida o incluso también se facilitaría su uso a personas ciegas.

Pero evidentemente también se podría utilizar para realizar acciones sin tener que tocar el terminal. Estoy pensando en las fotos, cuando no tengamos a nadie para que nos la haga (de hecho la app Wave Cam ya permite que el iPhone nos saque una foto cuando saludamos) o contestar el teléfono sin tocar el móvil, como hace Samsung con su S4.

De todas formas, como decimos siempre, una de las funciones de la tecnología es facilitar la vida a las personas, y si podemos lograr que algún día ninguna persona tenga más dificultad que otra solo por tener una discapacidad, todos los avances habrán merecido la pena.

Fuente: 9to5mac

Compártelo. ¡Gracias!