Internet entero en solo 19 clics

Escrito por Luis Torroba
Software
0

El físico húngaro Albert-Lázsló Barabási ha demostrado que los billones de páginas web de todo el mundo están conectadas por únicamente 19 clics o menos. Es decir, se podría ir de la página oficial de un equipo de fútbol español de primera regional, a la web de una granja de gallinas de la China rural en, como máximo, 19 pinchazos con el ratón.

Ya se sabía que a pequeña escala, el número 19 en relación a internet era mágico. Lo que no se sabía, y ha sorprendido bastante, ha sido que, a gran escala, la teoría de los 19 clics funciona exactamente igual, según indica The Washington Post en un reportaje.

Esto es posible gracias a los grandes buscadores y a los grandes agregadores de noticias que hay en internet. Y es que hay multitud de páginas web con muy pocos enlaces, que estarían totalmente ocultas si no fuera por los gigantes de la web como Google. Es por ellos que el número de 19 clics permanece constante, elijas la muestra que elijas, y su tamaño.

Clic

Riesgos de seguridad

Pero claro, el poco número de clics necesarios para ir de una página cualquiera a otra implica que  internet está sobreconectada. Y esto también tiene cosas negativas. Una de ellas es la seguridad. Cuantas menos interconexiones hagan falta para recorrer el mundo web, más facilidad para que los virus de los hackers se desarrollen más fácilmente en todas las partes del mundo.

Esto no implica que sea extremadademente complicado que un virus global ataque toda la red, pero sí hace pensar que somos vulnerables y que dependemos tanto del servidor que tenemos a unos kilómetros de casa, como de cualquiera situado en la Patagonia argentina.

Ya sabíamos que internet había conseguido atravesar fronteras que hasta hace pocos años estaban cerradas a cal y canto. Lo que no sabíamos es que estábamos únicamente a 19 pasos de la frontera más alejada que imaginamos. Hermoso y peligroso a la vez.

Y para demostrar esta teoría, puedes ver el documento donde el investigador húngaro Albert-Lázsló Barabási la explica, en tan solo un clic. Pincha aquí.

Compártelo. ¡Gracias!