Se crea un software que permite reconocer la depresión

Escrito por Luis Torroba
Software
0

La Organización  Mundial de la Salud (OMS) indica que para 2020 la enfermedad que impedirá ir a más gente a trabajar será la depresión. Este simple dato demuestra lo importante que es, y será, detectarla a tiempo, ya que además, al ser un trastorno psicológico es más difícil de diagnosticar que las enfermedades físicas. Pues bien, gracias a un software desarrollado en la Universidad Nacional Autónoma de Mexico (UNAM), ya es factible reconocerla a distancia.

Los programas de reconocimiento de rostros ya llevan bastante tiempo en desarrollo y es evidente que cada vez están mucho más avanzados. En nuestro tiempo se utilizan sobre todo en sistemas de vigilancia y también los hemos visto en cámaras de fotos y aplicaciones de smartphones.

Pero ahora, unos investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han conseguido hacerlo útil para el diagnóstico de enfermedades psicológicas como la depresión. Gracias a un software capaz de discernir estados de ánimo en los rostros de los pacientes es posible detectar si una persona sufre de depresión.

Software que reconoce la depresión

Ciberpsicología

Hasta hace relativamente poco tiempo la medicina era una disciplina que se tenía que realizar con el paciente in situ. El contacto físico era fundamental para un buen diagnóstico. De un tiempo a esta parte, y gracias a las nuevas tecnologías, ya no es necesario en  algunos casos. Pero para un psicólogo puede que sea incluso más importante todavía esa presencia del paciente en su consulta.

Hasta ahora. Se está desarrollando una rama de la psicología llamada ciberpsicologia que utiliza los medios tecnológicos más avanzados para un mejor diagnóstico de enfermedades. Y el software del que os estamos hablando es uno de los más importantes.

El proyecto se ha realizado con el programa llamado FaceReader, desarrollado por la empresa de tecnología Noldus. El software reconoce un rostro, posteriormente lo modela en tres dimensiones y finalmente lo analiza para llevar a cabo la clasificación de la emoción que ese rostro expresa. Su funcionamiento se basa en un código llamado Sistema de Codificación Facial de Acciones (FACS, por sus siglas en inglés).

Para saber si funcionaba, se comparó los resultados del programa con el de un terapeuta humano y los dos tuvieron la misma opinión respecto a los pacientes. El programa, evidentemente, está en sus inicios y por ello todavía necesita unas condiciones muy favorables para que sus diagnósticos sean correctos. Es decir, el paciente observado no tiene que llevar barba, ni gafas, ni tener un problema físico en el rostro. Además, las condiciones de luz tienen que ser lo más favorable posibles y la persona no se debe tocar el rostro ni ocultarlo en ningún momento.

Como vemos, es posible que dentro de poco una simple cámara nos detecte en un instante si necesitamos atención médica, o estamos totalmente sanos. ¿Qué os parece?

Compártelo. ¡Gracias!