El enigma de los altos precios de Apple y Microsoft en Australia

Escrito por Luis Torroba
1

En el mayor país de Oceanía están preocupados por los altos precios que las grandes compañías tecnológicas ponen a sus productos. Es por ello que el Gobierno de Australia ha citado a Microsoft, Apple y Adobe para que expliquen los motivos de su política de precios en su país.

No saben a qué es debido y lo quieren saber. Y nada mejor que preguntar a las compañías cual es el motivo. Después de más de un año de investigaciones para saber por qué sus ciudadanos pagan un 60 % más por la compra de ordenadores que los estadounidenses, se ha llegado a la conclusión de que hay que ir a la raíz del sistema para descubrirlo.

Por ello se ha citado a Apple, Microsoft y Adobe para que el día 22 de marzo expliquen ante el Gobierno australiano esta política comercial que perjudica gravemente a sus ciudadanos. Además de tres de las más grandes compañías tecnológicas del mundo, también declarará la plataforma de juegos Steam, ya que también tiene una diferencia de precios en sus descargas demasiado grande en comparación con otros mercados.

No todos los productos son más caros

Según el gobierno australiano los precios de los ordenadores han bajado un 14% en los últimos años, pero ellos siguen creyendo que las compañías ponen precios desorbitados por el simple hecho de ser vendidos en Australia. Pero si repasamos lo que vale un iPad en Australia vemos que, en este caso, no salen muy perjudicados.

Por ejemplo, el iPad mini de 16 GB con conexión WiFi cuesta en Australia 369 dólares australianos, que al cambio son 283 euros. En España, el mismo modelo cuesta 329 euros, es decir 46€ más. El precio en los Estados Unidos es de 329 dólares sin impuestos, es decir, 245 euros al cambio actual.

Lo que nos lleva a pensar que si todos los productos tecnológicos se mueven en estas diferencias, los más perjudicados seríamos los europeos. Aunque también hay que ser cautos con esta afirmación. Los precios anteriormente citados son los de la página oficial de Apple en cada país, y es probable que en el caso americano y en el australiano haya que añadirle impuestos dependiendo del lugar de la compra.

Por ello desde Soft Zone no podemos decir si el gobierno australiano tiene razón, únicamente nos hacemos eco de su decisión de llamar a declarar a Apple, Microsoft y Adobe.

Compártelo. ¡Gracias!