Google no es responsable del contenido publicitario

Escrito por Luis Torroba
Buscadores
0

Así lo ha declarado el Tribunal Supremo de Australia al absolver a los de Mountain View de la acusación de conducta engañosa a causa de sus enlaces patrocinados. La decisión de este tribunal puede sentar precedente para otros juicios que se están celebrando en otras partes del mundo.

Lo que ha dictaminado el tribunal australiano es que Google no es un editor, si no un simple transmisor de mensajes. A esta conclusión se ha llegado al leer la sentencia que absuelve a Google de la denuncia presentada por el organismo de control del consumidor de Australia, la Australian Competition and Consumer Commission (ACCC). Esta última aseguraba que Google participaba en una conducta engañosa sobre los anuncios de pago.

En concreto se basaban en los resultados de búsqueda de 2006 y 2007, cuando la búsqueda de Honda Australia mostraba un anuncio pagado por un competidor, CarSales. La ACCC entendía que estos anuncios daban a entender a los usuarios que CarSales estaba relacionado de alguna manera con Honda Australia, cosa que no era cierta. Google ha argumentado que ellos no tienen ningún poder sobre los anuncios ya que son solo la vía de comunicación para el anunciante.

Este mismo caso ocurrió en España con la empresa Naranjas Lola, una empresa agrícola precursora del comercio electrónico en España. Sus dueños aseguraban que la competencia aprovechaba su popularidad para poner anuncios propios cuando la gente buscara la marca Naranjas Lola. La empresa al final terminó comprando espacio publicitario a Google para evitar estas prácticas.

Google no es responsable de los anuncios

La sentencia puede sentar jurisprudencia

Los cinco magistrados del tribunal fallaron a favor de Google, revocando la sentencia de la Corte Federal que había obligado a Google a crear un programa para asegurarse de que los anuncios de pago en su motor de búsqueda no eran engañosos. Los cinco magistrados han afirmado que al no ser Google el responsable de esos anuncios, tampoco lo es de los enlaces de estos, ni de sus mensajes. Para estos jueces Google no tiene más responsabilidad que un mero tablón publicitario.

La ACCC por su parte ha declarado que “ha tomado este procedimiento para clarificar la ley sobre prácticas de publicidad en la era de Internet”.

En otras partes de mundo se están celebrando juicios similares que pueden tomar como ejemplo esta sentencia y que por lo tanto, es posible que también absuelvan al buscador más famoso del mundo.

Compártelo. ¡Gracias!