Facebook sufre el robo de más de 16.000 contraseñas en Israel

Escrito por Luis Torroba
Software
0

La red social vuelve a ser noticia por un nuevo fallo de seguridad que ha permitido el robo de más de 16.000 contraseñas en Israel. Esta vez el culpable ha sido la red de “bots” Poker Agent, que ha conseguido infectar más de 800 ordenadores en el país asiático, según ha revelado la compañía de seguridad Eset.

Hace más o menos un año, esta misma compañía de seguridad ya había descubierto un troyano con referencias a Facebook y al popular juego de la red social Zynga Poker, ya que el propio troyano contactaba con una red de control remoto.

Eset detectó diferentes variantes del troyano, denominado genéricamente “MSIL/Agent.NKY” y, tras el descubrimiento inicial, el laboratorio encontró otras variantes del troyano, unas más antiguas y otras más modernas. También se descubrió que Israel era el país con mayor actividad del código malicioso. “Hemos llevado a cabo un análisis profundo del código del troyano e iniciamos la monitorización de la ‘botnet”, asegura el equipo de Eset.

Facebook

¿Cuál era el objetivo?

Parece claro que el objetivo de esta red era conseguir datos de acceso a las cuentas de Facebook y a las tarjetas de crédito de los usuarios, así como estafar a los jugadores de Zynga Poker robando sus estadísticas.

Para hacerlo el autor del “malware” tenía una gran base de datos con credenciales de Facebook robadas. El troyano fue diseñado para iniciar sesión en Facebook, conseguir las estadísticas de Zynga Poker del usuario por el que se está haciendo pasar y las contraseñas utilizadas en los métodos de pago.

Este ejemplo deja una vez más en evidencia la falta de seguridad que todavía tiene la red social más conocida del mundo. Esto no supone un problema para la gran mayoría de usuarios que normalmente sólo suben fotos y poco más. Pero las personas que utilicen Facebook como negocio o como plataforma de ocio de pago deberían tener mucho cuidado. El acceso a números de tarjetas de crédito y sus contraseñas no sólo se lleva por delante lo invertido en el juego, si no que pone en peligro su propia cuenta bancaria.

Compártelo. ¡Gracias!