Facebook clave para la detención del causante de un accidente

Escrito por Hugo Gómez
Redes Sociales
0

La red social Facebook ha sido clave para la detención del causante de un accidente en Estados Unidos. Durante el fin de año un conductor ebrio provocó un accidente realizando además varios destrozos en varios coches, dándose a la fuga evitando su identificación y detención. Curiosamente, este joven al llegar a casa publicó un nuevo tema en su muro de Facebook, admitiendo que había conducido totalmente borracho y  pidiendo disculpas por los daños ocasionados a los vehículos. Esto provocó que algunos de sus contactos en la red social avisarán a la Policía, la cual al comprobar estos datos, procedió a la detención del joven.

El joven conocido por Jacob Cox-Brown volvía para su casa  de Astoria en el estado de Oregón después de una celebración la noche de fin de año, cuando colisionó con otro vehículo y produjo daños en otros coches aparcados. En estado ebrio, el joven decidió darse a la fuga intentando imposibilitar su identificación y ni tan si quiera preocuparse por si el resto de implicados estaban ilesos o necesitaban asistencia médica. El otro conductor implicado en el accidente llamó a la policía para denunciar los hechos y esta tomó parte de los daños y de la descripción del vehículo infractor.

Pero un hecho facilitaría la identificación del conductor fugado, ya que Jacob Cox-Brown llegó a su casa en unos minutos y publicó un nuevo estado en su muro de Facebook, donde reconocía haber estado conduciendo en estado ebrio y pidiéndo disculpas por los daños ocasionados en los vehículos.

Al ver esto, algunos de los contactos de Jacob denunciaron los hechos a la Policía, la cual tras comprobarlo se personaron en el domicio del joven, donde se le requirió inpeccionar su coche. Al realizar la inspección se corroboró que tanto los daños, como todos los datos, coincidían con los recogidos en el atestado del accidente y se procedió a su detección.

Ahora gracias a Facebook, Jacob Cox-Brown se enfrenta a la acusación de sendos delitos por conducción ebria y omisión de ayuda.

Fuente: El confidencial

Compártelo. ¡Gracias!